domingo, 6 de enero de 2013

Predicciones 2013 para Venezuela


El presidente de la República no está muerto, ni en coma, ni en estado vegetal, como muchos afirman. Sin embargo, estimo que su presencia física en éste plano finaliza los primeros días de Enero. Probablemente el día 6. En consecuencia la toma de posesión del 10 de Enero no sucederá y habrá elecciones nuevamente.

Las elecciones de alcaldes tendrán un resultado similar a las de gobernadores, aunque no tan aplastante, a favor del chavismo. La alcaldía de Valencia seguirá siendo chavista pero la oposición le arrebatará varias alcaldías de Carabobo al oficialismo.

Mucho se especula si se respetará o no la voluntad del presidente al nombrar a Nicolás Maduro como sucesor, pero yo digo que hasta el mismo Maduro estará de acuerdo con que sea Diosdado Cabello el candidato a la presidencia. Quizás todo se defina en un proceso de primarias aunque también es muy probable que se pongan de acuerdo entre ellos.

Una mujer de cabello rizado tendrá un rol fundamental en la campaña de Diosdado Cabello, hará muchos intentos por convencer a gente dentro del chavismo de que le brinden su apoyo, pero muchos le darán la espalda a su solicitud de votos.

Diosdado Cabello contará con ingentes recursos para resultar vencedor pero yo apostaría todo mi dinero y un poco más a que Henrique Capriles obtendrá uno de los porcentajes de votantes más altos de la historia de nuestro país para ser el próximo presidente.

Aquí quiero hacer un paréntesis para reflexionar sobre el hecho de que el aumento de poder político y económico del partido de gobierno, amén de las últimas elecciones, será contraproducente y precisamente la causa de su caída. Estas cosas suceden porque Dios es demasiado grande y no necesita ningún tipo de ayuda nuestra para lograr sus propósitos. Y algunas veces son nuestros errores o acciones malintencionadas la clave para que se cumpla su Plan. Él no necesita nuestros aciertos ni nuestra inteligencia.

Así que no nos preocupemos y pidamos mucho a Dios, pues ante Él somos nada, Él no necesita ningún tipo de ayuda nuestra para dar éxito a sus planes, pero sí escucha y atiende nuestras oraciones.

Henrique Capriles Radonski fue el escogido por Dios para gobernar Venezuela en reemplazo de su anterior escogido Hugo Rafael Chávez Frías, quien lamentablemente decidió desechar el mandato que Dios le dio en su corazón, para hacer la voluntad de su ego. Aún así reitero que eso no obstruye el Plan de Dios y todo se está cumpliendo. La derrota de Capriles en la anterior elección, así como la ausencia de votos de la oposición en las últimas elecciones también contribuirán a hacerlo presidente, ¡irónico! Pero al final todo se verá.

Capriles no tendrá nada fácil. Deberá que lidiar con muchos y muy graves problemas, pero será como el rey Midas, todo aquello a lo que le ponga la mano se convertirá en oro, prosperará, Dios lo asiste. Porque el primer día que asuma la presidencia dirá a Dios que es una responsabilidad muy grande para él y suplicará que le brinde Su ayuda. Y Dios lo escuchará porque la oración del humilde siempre es atendida.

Se mantendrán las ayudas sociales en especial a los más necesitados.

2013 será un buen año para Venezuela.

La situación carcelaria que tanto nos preocupa, mejorará de forma radical para bien de los internos y de toda la sociedad.

Habrá empleo y oportunidades en especial para la gente más joven.

Henrique Capriles tendrá que lidiar con el problema de las divisas aunque en esto auguro que aumentará el cupo de dólares para el pueblo y no devaluará, aunque el control cambiario se mantendrá un buen tiempo más.

Los analistas de política y economía especulan sobre una inminente devaluación. Y si bien el Bolívar Fuerte es una moneda que nació para tener mucha publicidad y moverse muy rápido pero también para ser débil e inestable, yo afirmo que no habrá devaluación en el año 2013.

Una nueva dirigencia espera por PDVSA, y la actual se retirará sin chistar. La empresa seguirá siendo de los venezolanos, por lo que el tema de la privatización que a algunos preocupa no se producirá. El precio del petróleo se estabilizará sobre los 100 dólares por barril y esto ayudará de manera decisiva a la recuperación de nuestra economía.

La inflación que tanto nos preocupa bajará drásticamente. Una buena noticia sin duda.

Una posible explosión en el Estado Anzoategui.

Fuertes inundaciones con víctimas fatales se producirán quizás no en 2013 sino ya hacia el año 2014 el cual será también un año de una verdadera y profunda revolución y renovación para Venezuela. Pero el gobierno de Henrique Capriles será afianzado.

Quizás no sea el año de ver a Venezuela clasificada para un mundial de fútbol, pero con paciencia, amor y humildad, no pasarán más de dos mundiales antes de ver nuestro sueño hecho realidad. La Serie del Caribe tampoco luce favorecedora para una victoria venezolana en 2013.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada